Conozcan a Amanda Palmer

No hay que saber mucho de música para estar conscientes de que la forma en que consumimos música está cambiando gracias al uso del internet.

El internet nos ayuda a tener las cosas de forma rápida, por ejemplo si queremos el disco de un artista ya no tenemos que ir necesariamente a una tienda de CD´s o discos, basta con abrir una página y comprar en línea la canción de nuestra preferencia.

Sin embargo las compañías de música siguen haciendo negocios a la antigua olvidándose de lo que en verdad es importante.

En esta ocasión les hablaré de Amanda Palmer.

Amanda Palmer es una cantante y compositora  de origen estadounidense famosa por ser la vocalista de su grupo The Dresden Dolls y Amanda Palmer & The grand Theft Orchestra.

Ella es egresada de una carrera de arte, trabajó como striper, vendedora de helados y estatua humana sin duda una persona con muchas facetas pero la razón por la que quiero contarles de esta artista es porque ella desafío a la industria de la música como la conocemos.

Amanda tiene una conferencia de Ted Talk llamada “The Art of Asking” (El arte de pedir) en esta plática ella cuenta brevevemente la historia de lo que significa para ella el ser artista y como lo ha vivido.

(Fuente: WOBI y Amanda Palmer web )

Al inicio, The Dresden Dolls hacían conciertos y pequeños toquines, generalmente llegaban a ellos gracias a que conocían a la comunidad, ellos tocaban un género que se llama Cabaret ´Punk que claramente no es para todos pero se daban el tiempo de saludar a sus fans por lo que al final de cada concierto ponían una mesa y hablaban con ellos. Les pedían sus correos electrónicos  con el fin de informarles lo que hacían en sus giras además de venderles el álbum que ellos mismos habían producido.

Eventualmente su red de fans crecía más así que la industria musical los vio, firmaron un contrato y produjeron el disco. Sin embargo según ventas fue un rotundo fracaso debido a que solo vendieron 25,000 copias. Amanda no podía darse el lujo de que vender eso era un fracaso, porque para ella significaba que 25,000 personas por alguna razón habían invertido su dinero para escucharlos.

Ella quería seguir creando música pero odiaba a su disquera así que acudió a la comunidad que había hecho por todos los lugares en los que había estado explicándole la situación, se inscribió en una plataforma de mecenazgo como Kickstarter. Ella pedía 500,000 para poder producir un disco, pagar la renta del estudio, trabajadores etc. Al final del mes logró recaudar 1,2 millones de dólares.

Vídeo: YouTube 

Que en su momento era la primera vez que un proyecto de música recaudaba esa cantidad, ella se volvió un ejemplo de liderazgo empresarial  y les calló la boca a todas las disqueras que no confiaban en ella.

Amanda Palmer está consiente que a pesar de que es un artista, su trabajo vale y hay cuentas que pagar. Respecto a todo este tema ella escribió un libro con el mismo nombre que recomiendo ampliamente al igual que si plática de Ted Talk.

También puedes seguirla en sus redes sociales donde está en constante comunicación con sus fans.

Si te interesa este tema entra a WOBI