Cómo hacer correcciones económicas para ese sofá triste que tienes en la sala

Hace poco estuvimos en una venta de sillones en donde vimos una variedad preciosa de ellos y esta imagen me persiguió incluso en las tiendas online.

Al observar mi sala veo esa pieza central y siento que algo le falta.

Desafortunadamente, un sofá es también una de las compras de muebles más costosas que puedes hacer y algunas veces comprar uno nuevo simplemente no está en nuestras posibilidades (ojo, si tienes la posibilidad, no te prives de darte ese gusto).

Ya sea que ese sofá esté flojo o se vea muy triste o simplemente ya lo vemos feo, existen algunas sugerencias económicas para darle una vida nueva y una nueva apariencia.

1) Da a los cojines gruesos un poco más de fuerza

La mayoría de los cojines de los sofás tienen una cremallera (generalmente en la parte inferior) que te permitirá rellenar un poco más el cojín.

Si el sillón se presta y puedes quitar los cojines del asiento puedes pensar en envolverlos en una capa de guata y luego volver a colocar las fundas.

Una sugerencia alterna es usar un trapo de tapicería pegado, que es más resistente y mantendrá los resorte por más tiempo.

2) Dale a tus cojines una revisión completa

Esto es un poco más que un bricolaje involucrado, pero si los cojines de tu sofá empiezan a cojear seriamente, puedes volver a rellenarlos o reemplazarlos por completo. Para los cojines rellenos, puedes quitar el relleno anterior y reemplazarlo con fibra de poliéster.

Para un cojín de espuma, retira el cojín de la cubierta y utiliza el cojín viejo como plantilla para cortar un nuevo cojín de espuma de tapicería.

Puedes comprar espuma de tapicería en tiendas de telas o con especialistas en tapicería o en línea.

Se presentan en diferentes grosores y densidades, así que asegúrate de que lo que estás comprando coincida con tu sofá.

3) Si tu sofá es simplemente feo, puedes pensar en hacer lo siguiente:

  • Reemplaza las patas: Al cambiar las patas de los sillones sencillamente cambiarás su aspecto completamente. Si buscas patas más altas y delgadas harás que la pieza parezca más elegante y cara. Cada vez que reemplaces o agregues patas nuevas, asegúrate de que esas nuevas patas se atornillen a la fama y sean más resistentes.
  • Haz una retapillera de dos minutos: Envuelve una manta o edredón alrededor del cojín inferior, o el cojín superior, o ambos. Esta es una forma de ocultar lágrimas o manchas, o simplemente darle un nuevo aspecto a un sofá viejo.
  • Prueba con una funda para una apariencia o color completamente nuevo.

También vale la pena notar lo siguiente:

Volver a tapizar un sofá viejo es un poco más caro que las opciones enumeradas anteriormente, pero aún más económico que comprar uno nuevo.

Esta es una gran opción para un sofá cuya tela no te gusta, pero que todavía está en buen estado. Si el único problema con tu sofá es la holgura, los tapiceros pueden apretar los resortes o tensar la correa.

Pero si definitivamente nada de lo que aquí te proponemos hará que tus sillones luzcan bien, entonces lo mejor será hacer un cambio a la brevedad.

En SofaMatch encontrarás un amplio catálogo en línea que hará que tu sala luzca genial.