Cicatriz, una joya del suspenso

Mientras esperaba mis resultados en unos laboratorios de referencia pasé las últimas páginas de una de las mejores novelas de suspenso que he leído en mucho tiempo. El libro se titula Cicatriz y fue escrito por Juan Gómez Jurado, quien nos narra de forma magistral la historia de Simon y la enigmática Irina, una Ucraniana con sed de venganza y toda una femme fatale.

Trataré de no arruinarles la historia por si no la han leído, pero en resumen trata sobre Simon, un genio de la informática que quiere iniciar su propia empresa y busca grandes inversores para echar a andar su programa de reconocimiento de productos. Debido a ser un antisocial y haber sido un rechazado por gran parte de su Juventus le cuesta trabajo hacer amigos y más conseguir una pareja, por lo que busca en internet y es ahí donde se encuentra con Irina, quien tiene una enigmática cicatriz pero que no empaña su gran belleza. Cuando se juntan en Chicago, pues ella tuvo que viajar del continente europeo, comienzan una relación que llevará al informático al límite, al grado que verá la muerte muy de cerca, o al menos eso nos presenta el escritor desde el inicio. Intrigas, amor, desamor, crímenes y el protagonismo de la mafia ruso son los ingredientes perfectos que sazonan esta historia.

Gómez Jurado decidió que la mejor forma de contarnos su libro era saltar por el tiempo como si fuera un área de juegos, pero logró la habilidad de que cuando termina un capítulo para pasar a contarnos el pasado de uno de los personajes, nos deja intrigados y esto llega a causar molestia por tener que leer otra parte de la historia, la cual, cuando la terminas, te deja igual de inmerso y ahora debes volver a la principal. Es un delicioso círculo vicioso. Las páginas pasan como agua por tus manos, el tiempo no se detiene y de pronto no sabes cuándo empezaste y por qué ya es tan tarde. Muy fácil de leer y con el suspenso en su máxima expresión.

Los personajes son extraordinarios, muy bien armados y definidos. Sin duda terminarás queriendo al bonachón de Simon pese a las cosas que hace y a ser un inadaptado social, a su hermano Arthur lo amarás y hasta te enamorarás de la perversa y sensual Irina. Todos ellos tienen una personalidad tan bien delineada que sus diálogos son extraordinario, exquisitos. Quiero hacer hincapié en los diálogos, brindarle un merecido aplauso al autor por lo mágico que resultó leer cada una de las frase, incluso algunas me robaron una gran risa.

Si te gustan las películas donde un par de enamorados se meten en problemas, un asesino anda suelto y es buscado por la policía y el FBI de Estados Unidos y la mafia rusa, Cictariz es la opción perfecta para ti. Tiene bastantes páginas pero como ya les comenté, es una lectura muy sencilla y entretenida. Además, al final el autor nos revelará en qué se inspiró para crear las situaciones, los ambientes y los personajes.