Barbacoa mexicana

Un regalo de nuestra cultura prehispánica es sin duda la barbacoa mexicana.

Debemos dejar en claro que la barbacoa mexicana nada tiene que ver con lo que sería una carne asada como se llega a traducir.

En todo México contamos con muchas recetas que se preparan de manera similar, pero cada región lo hace suyo al agregar su mezcla única de especias, hierbas y algunas verduras.

¿Qué es la barbacoa?

La barbacoa es el proceso en el que la carne se cuece dentro de un pozo en el suelo durante un largo período de tiempo.

Después de cavar un hoyo grande, se colocan piedras en el fondo, luego el hoyo se cubre con hojas de maguey.

La carne se envuelve en hojas de plátano o maguey (asegurándose de que toda la carne esté bien cubierta) y se coloca dentro.

Se agrega leña al pozo, luego todo se cubre con tierra.

Este proceso se realiza durante la noche antes de servir la barbacoa.

Esta forma de cocción y preparación todavía se usa en algunas partes de México, principalmente en Hidalgo donde es la barbacoa más famosa del país.

En las zonas urbanas, la carne generalmente se cocina en el horno o en la estufa.

¿De qué está hecha la barbacoa mexicana?

La barbacoa generalmente se hace con carne de res o cordero.

Recuerdo un verano cuando vivía en Tabasco y fui invitado a un rancho de ganado para una fiesta de barbacoa.

Llegamos el día anterior para ayudar con el proceso.

¡Una vaca entera fue cocinada en un enorme hoyo excavado en el suelo y había suficiente carne para alimentar a todo un ejército!

Sazonamos la carne con sal y muchas hierbas de la región.

Las hierbas más comunes utilizadas para la barbacoa son hojas de laurel, mejorana y tomillo.

De hecho como una nota al margen, tanto el pescado y las aves de corral también se pueden preparar utilizando el mismo proceso ofreciendo un platillo único y diferente a lo que puedes saborear a través de una estufa u horno convencional.

En general, una buena barbacoa puede tener los siguientes ingredientes:

Carne de vaca, huesos de médula de ternera, cebolla, dientes de ajo, hojas de laurel, hojas de aguacate (opcional pero si puedes conseguirlas les dará un sabor excepcional), garbanzo…

Una de las cosas más atractivas es cuando preparas un adobo especial el cual contiene chiles anchos, ajo, orégano mexicano, aceite vegetal, sal y pimienta.

La magia sucede cuando después de pasar toda una noche bajo tierra cociéndose… por la mañana te toparás con un caldo de barbacoa que revive a los mismo muertos llamado principalmente consomé y una carne que se deshace.

La mejor parte es cuando la comes con unas tortillas recién hechas acompañadas de una salsa (entre más picante mejor) y con toques de cebolla y cilantro.

Como notarás, este es un platillo que se come mucho mejor por las mañanas como almuerzo ya que es el momento justo cuando la carne está calientita.

En las grandes comilonas, este es un excelente platillo para una taquiza para eventos, especialmente cuando son esas fiestas pueblerinas que duran por días las fiestas, esto porque rinde mucho, es deliciosa y llena de forma satisfactoria hasta el más comelón.

Si quieres saber más entra a Taquerías El Farolito

Fuentes: YouTube, Taquerías El Farolito, El Universal