5 cosas que debes saber al solicitar un préstamo

Si estas pensando en solicitar un préstamos y tienes un historial crediticio malo e incluso te encuentras en el Buró de Crédito, puedes pensar que tienes las puertas cerradas ante esta opción.

Tener un historial de crédito malo puede ser como llevar una mochila llena de preocupaciones.

No solo tienes que hacerle frente a las tasas elevadas de tarjetas de crédito y préstamos, sino que la adquisición de cualquier tipo de crédito puede parecer un obstáculo insoportable de superar o incluso no encontrar opciones para tu caso.

Algunas personas con mal crédito piensan que todas las probabilidades están en contra de ellos cuando intentan solicitar créditos o préstamos.

Sin embargo, hay quienes están dispuestos a dar el paso en aguas arriesgadas para que encuentres una solución alternativa a esta situación.

Existen por ejemplo los préstamos garantizados que utilizan un elemento de valor monetario conocida como garantía.

Vemos en este caso lo siguiente:

Los préstamos garantizados usan una propiedad personal para garantizar el reembolso de un préstamo.

Esto significa que las posibilidades de obtener un préstamo garantizado con mal crédito son mucho más altas que un préstamo sin garantía.

Sus características son las de ser mucho más común y tener tasas de interés más bajas. La tasa de interés que acompaña a un préstamo garantizado depende del valor de la garantía que se utiliza.

Aquellas persona que cuentan con una garantía con un valor monetario más alto que el monto del préstamo en sí tienden a ser la mejor garantía.

Algunos artículos que se compran con préstamos sirven como su propia garantía como en el caso de los préstamos hipotecarios y automotrices.

La garantía no material, como el capital acumulado en bienes raíces, a menudo cumple con los deberes de una mejor garantía para un préstamo garantizado que cualquier otro elemento.

Es tan importante buscar un préstamo asegurado como obtener una segunda opinión de un médico.

Cuando busques un préstamo garantizado, las siguientes sugerencias nunca deben pasarse por alto.

  • Tómate el tiempo para investigar diferentes bancos, compañías financieras y prestamistas en tu área que ofrecen las mejores tasas de interés o préstamos.
  • Los prestamistas en línea que a menudo pueden presentar mejores tasas de interés
  • Una vez que tengas toda la información, haz comparaciones para ver qué préstamo te conviene más.

Una vez que hayas encontrado su préstamo, la solicitud debe enviarse.

A pesar de que una opción de gran apariencia no siempre garantiza un ajuste perfecto, es esencial tener otras propuestas a mano.

Si todo falla y aún no has encontrado una buena alternativa, puede ser hora de ampliar tus horizontes y emprender otras opciones para facilitar la búsqueda del mejor préstamo que satisfaga tus necesidades.

Otra muy buena alternativa son los préstamos no garantizados y particularmente los préstamos por Internet.

La diferencia sustancial es que el prestamista no te pedirá ningún tipo de garantía por el préstamos aún teniendo un mal crédito o estando en el Buró de Crédito. Lo que sí verás es un ligero incremento en la tasa de interés y el monto prestado suelen ser montos más reducidos.

Te invito a que veas las opciones y condiciones de esta línea de préstamos en Préstamos y Créditos, estamos seguros que encontrarás una alternativa para resolver tu situación desde la comodidad de tu hogar.