Ventajas de presentar exámenes de simulación previo a examen de admisión a la Universidad

Para los estudiantes que están por presentar su examen a la UNAM pero tienen un cierto pánico escénico ante la incertidumbre, pueden primero recurrir a capacitarte y presentar un examen de prueba para guía de examen UNAM 2019, por ejemplo los que ofrece UNITIPS.

También existen colegios en donde apoyan a sus estudiantes a presentar de forma física exámenes simulados, los cuales se realizan bajo condiciones de un examen real: estrictamente cronometrados, sin acceso al material de revisión y siguiendo ciertos lineamientos estipulados.

¿Por qué hacer exámenes de simulación? En muchas escuelas, los estudiantes no tienen otra opción al respecto, pero no es porque los profesores quieran ver sufrir a los estudiantes.

Hay razones educativas sólidas para hacer esto y formas de asegurarse de que cualquier estrés adicional que surja de ello valga la pena a largo plazo.

  1. a) Los estudiantes tienden a procrastinar

La dilación simplemente significa elegir hacer una cosa sobre otra que podría o se debería estar haciendo.

Siempre estamos haciendo algo (¡incluso dormir es algo!), Pero lo que hacemos no siempre es lo mejor para ayudarnos a alcanzar nuestras metas.

Algunos estudios sugieren que el 75% de los estudiantes se consideran procrastinadores.

Aquí está el problema: cuanto más lejos está un evento, menos probable es que tenga un impacto en las decisiones sobre que hacer con el tiempo.

Tener un examen de prueba es más probable que te haga estudiar antes, incluso si el resultado de la prueba en sí no tiene ningún efecto real o no fuese parecido en formato y/o extensión al que estarás presentando.

  1. b) Practicar en condiciones de examen conduce a un mejor rendimiento

Los exámenes están diseñados para que los estudiantes recuerden y / o apliquen conocimientos en un entorno específico.

Resultado de imagen para people studying

La experiencia de hacer un examen de alto rendimiento es muy diferente a la de estudiar en casa o aprender en un aula.

Un estudio sugiere que la experiencia de realizar un examen simulado, con condiciones de prueba que incluyen el mismo formato y tiempo de examen, mejora el rendimiento en el examen final más que revisar un examen de práctica en línea que no se realizó bajo las condiciones de prueba.

Los simulacros no solo lo ayudan a aprender el material, sino que también ayudan a aprender cómo realizar el examen.

  1. c) Las pruebas ayudan a identificar los puntos débiles

Los estudios muestran que las pruebas ayudan a demostrar a los estudiantes lo que no saben y esto les permite asignar tiempo de estudio restante de manera más eficaz.

Igual de importante, resalta los temas que un estudiante conoce bien, para que puedan pasar menos tiempo en esas áreas.

Además, los exámenes simulados ayudan a los profesores a ver patrones de puntos débiles y dedican más tiempo de clase a áreas en las que muchos estudiantes tienen dificultades.

Estas son algunas de las razones por las que los exámenes simulados realmente pueden beneficiar a los estudiantes pero, por supuesto, sabemos que también pueden ser estresantes.

Vídeo: YouTube

Fuentes: UNITIPS y UNAM