¿Por qué los fundadores necesitan coaches, no consultores?

Últimamente hemos notado, o al menos en mi mundo digital he notado cambios en ciertos temas y creación de oportunidades de negocios.

Por mi estilo de trabajo que es el ser un freelancer, he visto que ya se han abierto opciones para sentarnos a trabajar de forma sencilla y cómoda cuando no deseamos estar en casa, naciendo así los espacios especiales de trabajo llamados coworking, o rentas una oficina, una sala de juntas o hasta una oficina virtual.

Este concepto ha llegado a nuestro país por lo que el coworking México ya es una alternativa para muchos emprendedores y para aquellos perfiles de negocios en donde les cae como anillo al dedo este modelo.

Por otro lado, todo esto también ha sido parte del cambio que estamos viendo sobre el nacimiento de nuevas empresas, negocios, servicios, etc., en donde las startups han sido un perfecto semillero.

Y como todo, las propias startups junto a sus creadores y/o fundadores, se encuentran frente a retos interesantes para salir adelante.

Muchas de estas startups requieren de cierto apoyo para dar ese gran salto. Ya cuentan con la idea, con el modelo solo falta una forma de unir el engranaje para que todo fluya.

Y para esto, así como nacen espacios como el coworking, se cuenta con perfiles que pueden empoderar un proyecto, por lo que es posible recurrir a un consultor o, ¿será mejor recurrir a un coach?

Y posiblemente la mejor respuesta es que todo depende de la etapa en la que se encuentre la startup.

De acuerdo a la experiencia, una consultoría no funciona para las startups en una etapa temprana, veamos por qué.

La consultoría generalmente implica la entrega de nuevas ideas para su puesta en marcha.

En realidad, las startups rara vez necesitan nuevas ideas. Por lo tanto, agregar más ideas a la ecuación es estresante, especialmente sin los recursos para ejecutarlas.

Además, la consultoría es una forma extremadamente costosa de ejecutar ideas. Y teniendo en cuenta que está en el ADN de una startup no gastar dinero, este tipo de inversión no es realista.

Lo que mejor ayuda a una startups es el orientar a los fundadores a desarrollar su negocio, no a construirlo para ellos.

Coaching vs. consultoría

Si la consultoría se trata de brindar habilidades a la startup, el coaching trata de fomentar las habilidades dentro de la startup.

Un gran coach no viene con las respuestas correctas. Vienen con las preguntas correctas.

Por lo que el coaching tiene un conjunto de habilidades diferentes en comparación con la consultoría.

Si eres un fundador de una startup y estás definiendo el pedir apoyo para concretar tu idea, posiblemente te convenga mejor recurrir a un coach.

Y para ello un coach deberá contar con varias de las siguientes cualidades y pautas de trabajo:

  1. Tener una conexión empática, este es el punto de partida de la colaboración
  2. Fomentar la creación de una agenda de trabajo y priorizar las tareas
  3. Un buen coach te planteará preguntas… no te dará las respuestas
  4. Es cuidadoso en los detalles
  5. Un buen coach será curioso y esto le ayudará al planteamiento de mejores preguntas
  6. Ser un buen escucha
  7. Ser paciente para ser eficaz
  8. Comparte experiencias, no instrucciones
  9. Sabe dar crédito donde se debe
  10. Lleva un seguimiento de tus acciones

Como verás, la tarea de encontrar un buen coach no es sencilla, ya que una gran virtud de este perfil es que sepa dejar su ego a un lado para ocuparse de tu proyecto y de tu parte, una ayuda de esta índole te exigirá una  inversión de tiempo y energía emocional.

Tiempos de Tensión

El día de hoy vivimos tiempos extraordinarios que no se veían desde los días cuando la suerte del mundo estaba en las manos del destino ya que habían dos poderes en el mundo listos para lanzar un gran ataque nuclear y destruir al otro : los Estados Unidos y la Unión Soviética. Sin embargo, el mundo en esos días solo estaba dividido entre estos dos y estos eran los únicos que creaban la tensión formulada por el poder casi absoluto. Durante la guerra fría, estos dos poderes aprendieron a respetarse y a respetar la situación en la cual se encontraba el mundo.

Eso era antes,  hoy en día, la situación es mucho mas compleja debido a que existen varios poderes nucleares quienes podrían en cualquier momento soltar sus misiles que aguardan en lugares estratégicos listos para ser descargados en contra de un poder en específico que tienen previsto, aunque podría también ser que la situación se modifique según el modo. El hecho que los poderes nucleares sean más, significa siempre mucho mayor riesgo de un intercambio fatal que lo fuera en el caso de solo ser dos  donde la comunicación bilateral siempre estaría abierta.

Algunas personas coherentes podrían preguntarse justamente sobre quien podría querer un intercambio nuclear si esto significaría un apocalipsis seguro, no obstante son muchas las cosas que pueden suceder para que un desastre de este nombre suceda.  Una de estas cosas es una falta de comunicación de acción, es decir, que se interprete algo como un misil nuclear y se suelten tres como respuesta, o que se reciba una interpretación errónea de algún objeto parecido a un misil intercontinental. Esto, sin embargo, fue algo que paso muchas veces durante la Guerra Fría y a ultimo momento los malentendidos y malinterpretaciones siempre fueron resueltas.

Es necesario saber que dentro de los poderes nucleares existen poderes mas avanzados que otros en esta materia quienes son por supuesto los que tendrían mejor posibilidades de salir lo mas victoriosos posibles en una confrontación. Las categorías dentro de los poderes nucleares se reducen a dos : los que poseen misiles intercontinentales móviles y aquellos quienes requieren de base para lanzarlos. Piases como Corea del Norte e Irán se encuentran en la lista de poderes nucleares de segunda clase ya que ellos requieren de una plataforma fija para lanzarlos, mientras que países como China, Rusia y Estados Unidos se encuentran en la categoría de primera clase.

Estos poderes tienen la capacidad de lanzar sus misiles de varias plataformas como lo son bases convencionales,  vuelos de aviones estratégicos, buques destructores y submarinos, así como plataformas terrestres móviles, los rusos siendo los que tienen la vanguardia en este modo de lanzamientos, algo preocupante para sus rivales dado que debido a la extensión magnánima de su territorio pueden lanzar misiles de cualquier zona.

El mundo se encuentra el día de hoy, por estas razones, en grandes tensiones resembrándose con aquellos días en 1914 pero con armas de destrucción masiva. Esperemos que el mundo tenga sentido común.