Me enamoré del deporte que no soñé jamás

Ricardo Arjona escribió la canción de un hombre que se enamoró de la mujer que no soñó jamás, la letra dice que era la de lentes, la pasada de moda, la aburrida la intelectual, la que prefería una biblioteca en vez de una discoteca; es decir, todo lo contrario, supongo, a lo que este hombre siempre tuvo. Pues algo así me sucedió, sólo que no en el ámbito de lo amoroso, sino del deportivo. Quizá no sea tan emocionante o tan romántico como podría ser el amor, pero cuando nace una nueva pasión en ti, yo podría llegar a equipararlo. Así es que les voy a contar mi historia.

Nací en una casa donde todos son pamboleros. Mi padre, mi madre, mi hermano y mi hermana, ambos mayores que yo. Todos amaban ver el futbol, por lo que crecí en un ambiente lleno de pasión por el balompié y, como era de esperarse, me volví un fanático de este deporte. Todos le íbamos al mismo equipo, las Chivas, pero a diferencia de mis hermanos, a mí no me gustaba practicarlo, sólo verlo en la televisión o ir a los estadios. Pero meterme a una cancha, no. Simplemente no me llamaba la atención. Así comenzó mi travesía por encontrar un deporte que me gustara y pudiera practicar, ya que mis padres querían que realizara alguna actividad física, tanto por cuidado de mi salud como para adquirir virtudes y valores que sólo los deportes te dan.

Pasé por algunas actividades como la natación, correr, el karate y hasta el golf. Incluso recuerdo que por un par de meses fui a tomar clases de este último deporte, incluso mis padres me compraron unos zapatos de golf para niño que en ese momento no lo sabía, pero estaban extremadamente caros. Swing tras swing y no lograba mejorar, nunca me lo dijeron los instructores porque sería perder un cliente, pero era realmente malo. Así que seis meses después de estar tomando clases de golf lo abandoné. Al ver que nada me gustaba, decidí decirles a mis padres que ya no insistieran en que encontrara una actividad, que simplemente haría ejercicio en el parque o me inscribiría a algún gimnasio. Fue cuando cumplí los 21 años que me inscribí por primera vez a un gym, donde tenían un área para realizar otras clases como zumba, yoga, etc. Pero había una en la que hacían ejercicios acrobáticos, así que me inscribí.

Pasaron los meses y me encantaba esa clase, fue ahí donde una de las instructoras me dijo que por qué no me metía a practicar gimnasia, quizá habría algo ahí que me gustara y en lo que sería bueno. Así que fui a una academia donde me aceptaron. Comencé a practicar en todos los sitios, tanto en los aros, como en el caballo, incluso hice gimnasia rítmica. En mi corazón sabía que había encontrado mi pasión, y al final me decidí por las barras y los aros. Hoy sueño con algún día representar a México en algunos Juegos Olímpicos.

Es momento de volar del nido

Al principio creí que sólo era un capricho mío, así que posponía mis intenciones de querer salirme de casa de mis padres, pues mi economía no era la mejor, tampoco. Pero cada era más seguido que yo me frustrara o molestara por cosas que sucedían en la casa, me enojaba con mis padres y con mis hermanas, ya no soportaba estar ahí y quería salirme, pero era el único que apoyaba a mis papás en ese momento, y de nueva cuenta, pospuse mis intenciones de salirme, además de que volví a pensar que sólo quería salirme para alejarme de ellos. Pero la realidad es que mi cuerpo y mi mente me estaban gritando que era momento de volar del nido. Los pleitos constantes, mi estrés por situaciones caseras ajenas a mí ya eran difíciles de aguantar, así que decidí de una vez por todas salirme de mi hogar.

Mis papás me dijeron que lo pensara con tranquilidad, que no cometiera una locura, que hiciera cuentas para no vivir apretado, y les hice caso, sabía que no iba a darme la mejor vida, pero tendría lo suficiente para vivir modestamente y solo. Ya después vendrían tiempos mejores en el trabajo y podría darme una mejor vida. Les dije que ya lo había pensado y que no iba a volver a arrepentirme, que estaba decidido a irme. De pronto me encontré en una venta de sofá camas eligiendo algún modelo para mi nuevo departamento, el cual me había rentado la tía de un amigo a un precio especial, por ser conocido. Preparé en una semana toda mi mudanza y llegó el momento de despedirme, una parte dentro de mí me decía que no lo hiciera, pero era más por cuestiones sentimentales, porque siempre he sido muy apegado a mis padres; sin embargo, ya no podía soportar que nos peleáramos a cada rato y por situaciones que yo no podía controlar o que eran culpa de mis hermanas. Los abracé y me fui en taxi al que sería mi nuevo hogar.

Esto que me pasó puede ser un arma de dos filos, pues hay jóvenes que consideran que el que sus padres le den obligaciones o les pidan favores es estarlos hostigando y ya no quieren que eso pase, por lo que piensan en salirse de casa. También están hartos de los problemas, pero no se dan cuenta que quizá sean ellos los que los están propiciando y toman la decisión de irse, incluso aunque no cuenten con el dinero suficiente para sobrevivir en solitario. En mi caso, yo sabía que no siempre eran culpa mía los problemas que se presentaban, incluso aunque no lo eran trataba de arreglar las cosas, pero me sentía con mucho peso sobre mis hombros, el estar cuidando de mis hermanas, el apoyar a mis padres y de paso seguir con mi vida. Puede sonar que no valoro todo lo que ellos me dieron, pero no es así, hice lo que pude, pero ya vivía estresado, por eso supe que era el momento de irme, además de que tenía los recursos para valerme por mí mismo.

Los oxidantes y las complicaciones de la diabetes

Es posible que hayas escuchado acerca de la importancia de incorporar antioxidantes en tu dieta.

Los antioxidantes son moléculas que se producen en el cuerpo o se ingieren en forma de diferentes vitaminas y minerales y ayudan a limpiar los líos que dejan los procesos celulares del metabolismo.

Estas sobras se llaman especies reactivas de oxígeno (o ROS) y la evidencia muestra que pueden desempeñar un papel en las complicaciones diabéticas.

Hay un nivel normal de oxidantes que se necesitan, así que no es nuestra culpa que puedan contribuir a las complicaciones, simplemente necesitan ser regulados normalmente.

Las ROS se forman durante los procesos de generación de energía en nuestras células.

Para crear energía, las células eliminan los electrones de los nutrientes que comemos y los transfieren al oxígeno.

Cuando esto ocurre sin problemas, los bajos niveles relativos de ROS producidos no causan problemas.

Sin embargo, a veces este proceso deja a las ROS con demasiadas elecciones sin par. A los electrones les gusta emparejarse con las cosas y esto puede conducir a que los electrones desapareados de las ROS se adhieran a moléculas que no deberían.

Es aquí donde los antioxidantes pueden entrar y acoplar sus electrones a los que no están apareados en el ROS, evitando que interfieran con las funciones celulares normales.

Tus células normalmente producen sus propias formas de antioxidantes que son capaces de manejar la cantidad normal de ROS producida.

Pero el estrés ambiental que incluye la exposición a demasiada luz ultravioleta, el humo del cigarrillo y la hiperglucemia, puede hacer que el cuerpo produzca más ROS que los antioxidantes.

Cuando las ROS se vuelven locas, cambian la estructura de las proteínas, los azúcares y los lípidos, por lo que no funcionan correctamente, las membranas se estancarán, las proteínas no funcionan bien y los procesos celulares normales se descomponen.

En personas con diabetes, esto puede conducir a un aumento de las complicaciones diabéticas, desde complicaciones en el pie diabético hasta aquellas como llevar a la persona a una diálisis, entre otras.

Definitivamente nuestro cuerpo es maravilloso y para contrarestar a las ROS se ha encontrado en un estudio que tenemos una proteína en el cuerpo que tiene una función de duelo como antioxidante y perro guardián contra el mal funcionamiento de las células.

Sin embargo, cuando hay demasiadas ROS en el cuerpo, estas proteínas se ven desbordadas por sus tareas antioxidantes y descuidan sus otras obligaciones de protección, lo que lleva a una interrupción de la función celular normal y, finalmente, complicaciones diabéticas.

Dicha proteína se conoce como IRE-1 y su trabajo habitual es controlar las proteínas que se pliegan dentro del retículo endoplásmico de la célula.

Su misión principal es la de alertar a las células si las proteínas están mal formadas, dando a las células la oportunidad de corregir sus errores antes de que las malas proteínas circulen en el cuerpo.

Pero resulta que ese no es el único trabajo de una IRE-1 quien realmente tiene dos caras: por un lado, detecta proteínas mal plegadas dentro del retículo endoplasmático y activa un mecanismo correctivo llamado respuesta proteica desplegada (UPR).

Y por el otro lado, cuando una IRE-1 recibe una señal de las moléculas de ROS fuera del retículo endoplasmático, apaga la respuesta UPR y activa una respuesta antioxidante.

Cuando los niveles de ROS son normales y saludables, este es un giro positivo de los eventos y todo fluye de forma normal ya que la IRE-1 mantiene al cuerpo libre de oxidantes y al mismo tiempo se encuentra controlando la producción de proteínas en las células.

Los problemas surgen cuando hay demasiados oxidantes.

Esto nos puede sugerir que es buena idea el consumir una cierta cantidad de antioxidantes a través de alimentos o suplementos ya que pensamos que esto ayudaría a aumentar la respuesta antioxidante natural del cuerpo y podría reducir los efectos de las complicaciones diabéticas.

Sin embargo cuando no se hace adecuadamente, en lugar de ayudar estorbamos al interrumpir las interacciones ROS/IRE-1 positivas.

En conclusión, necesitamos mantener un orden natural en nuestro cuerpo en cuanto al nivel de oxidantes y antioxidantes y toda ayuda extra debe venir de una indicación médica, especialmente si tienes diabetes.

5 cosas que debes saber al solicitar un préstamo

Si estas pensando en solicitar un préstamos y tienes un historial crediticio malo e incluso te encuentras en el Buró de Crédito, puedes pensar que tienes las puertas cerradas ante esta opción.

Tener un historial de crédito malo puede ser como llevar una mochila llena de preocupaciones.

No solo tienes que hacerle frente a las tasas elevadas de tarjetas de crédito y préstamos, sino que la adquisición de cualquier tipo de crédito puede parecer un obstáculo insoportable de superar o incluso no encontrar opciones para tu caso.

Algunas personas con mal crédito piensan que todas las probabilidades están en contra de ellos cuando intentan solicitar créditos o préstamos.

Sin embargo, hay quienes están dispuestos a dar el paso en aguas arriesgadas para que encuentres una solución alternativa a esta situación.

Existen por ejemplo los préstamos garantizados que utilizan un elemento de valor monetario conocida como garantía.

Vemos en este caso lo siguiente:

Los préstamos garantizados usan una propiedad personal para garantizar el reembolso de un préstamo.

Esto significa que las posibilidades de obtener un préstamo garantizado con mal crédito son mucho más altas que un préstamo sin garantía.

Sus características son las de ser mucho más común y tener tasas de interés más bajas. La tasa de interés que acompaña a un préstamo garantizado depende del valor de la garantía que se utiliza.

Aquellas persona que cuentan con una garantía con un valor monetario más alto que el monto del préstamo en sí tienden a ser la mejor garantía.

Algunos artículos que se compran con préstamos sirven como su propia garantía como en el caso de los préstamos hipotecarios y automotrices.

La garantía no material, como el capital acumulado en bienes raíces, a menudo cumple con los deberes de una mejor garantía para un préstamo garantizado que cualquier otro elemento.

Es tan importante buscar un préstamo asegurado como obtener una segunda opinión de un médico.

Cuando busques un préstamo garantizado, las siguientes sugerencias nunca deben pasarse por alto.

  • Tómate el tiempo para investigar diferentes bancos, compañías financieras y prestamistas en tu área que ofrecen las mejores tasas de interés o préstamos.
  • Los prestamistas en línea que a menudo pueden presentar mejores tasas de interés
  • Una vez que tengas toda la información, haz comparaciones para ver qué préstamo te conviene más.

Una vez que hayas encontrado su préstamo, la solicitud debe enviarse.

A pesar de que una opción de gran apariencia no siempre garantiza un ajuste perfecto, es esencial tener otras propuestas a mano.

Si todo falla y aún no has encontrado una buena alternativa, puede ser hora de ampliar tus horizontes y emprender otras opciones para facilitar la búsqueda del mejor préstamo que satisfaga tus necesidades.

Otra muy buena alternativa son los préstamos no garantizados y particularmente los préstamos por Internet.

La diferencia sustancial es que el prestamista no te pedirá ningún tipo de garantía por el préstamos aún teniendo un mal crédito o estando en el Buró de Crédito. Lo que sí verás es un ligero incremento en la tasa de interés y el monto prestado suelen ser montos más reducidos.

Te invito a que veas las opciones y condiciones de esta línea de préstamos en Préstamos y Créditos, estamos seguros que encontrarás una alternativa para resolver tu situación desde la comodidad de tu hogar.

Un Hombre de Honor en el Poder

El día de ayer, en nuestras clases de inglés, nuestro maestro nos dio una cátedra sobre el primer presidente de los Estados Unidos George Washington. Todas las personas, o casi todas quienes vivimos en el hemisferio occidental estamos familiarizados con este presidente debido a que es nada menos y nada mas que la cara del billete de un dólar, un símbolo ultra poderoso tomando en cuenta que el dólar americano es la moneda mas poderosa del mundo. Sin embargo no muchos estamos consientes de quien verdaderamente fue este personaje y porque es grande.

Probablemente muchas personas, inclusive muchos norteamericanos, vean en el señor Washington el símbolo total del liberalismo y de la primer persona quien le puso un alto al orden monárquico en el mundo puesto que fue el quien creo la primera republica desde la antigua Roma. Mientras que esto es completamente cierto, debemos también tomar en cuenta que George Washington no era el liberal que muchos imaginan, sino que si el existiese el día de hoy, fuera sin duda alguna perteneciente al partido republicano y no al demócrata como las masas gustan abogar.

Asimismo, muchas personas incluyéndome a mí mismo anteriormente, suelen pensar que el presidente Washington provenía de una humilde familia de granjeros amantes de la libertad. La realidad es que el primer presidente de los Estados Unidos provenía de una familia de terratenientes conservadores quienes poseían esclavos, incluyendo después de la guerra de independencia, de la misma manera que el mismo Washington siempre los tuvo aunque es bien sabido que sus esclavos vivían mejor que muchos ciudadanos libres a lo largo de las 13 colonias. Inclusive debemos mencionar que en algún momento u otro el general hablo en contra de la esclavitud, aunque nunca tomo pasos serios para terminar esta institución.

Como militar, George Washington no fue un gran héroe sino que inclusive en la practica de la guerra era conservador y no gustaba de perder vidas a lo inútil, tan es así que pocas fueron las veces que sostuvo el campo presentando batalla ya que por lo general pasaba su tiempo en retiradas grandes y en encuentros pequeños. Sin embargo, las pocas veces que lo hizo – sostener el campo y presentar batalla – tuvo triunfos titánicos con la gran ayuda de sus aliados franceses sin los cuales jamás habría ganado la guerra.

Lo mas grande que hizo Washington sin duda alguna fue durante su presidencia demostrando al pueblo norteamericano y al mundo lo que un hombre de honor hace cuando en el poder. Esto lo digo debido a que el consejo electoral lo eligió dos veces como presidente y pedían por un tercer termino para lo cual George W se negó y entrego el poder al gobierno para retirarse a su casa de campo con su esposa Martha. Esto, me parece, es un verdadero ejemplo para todos los políticos del mundo.