Asaltos

Según el Social Progress Index y muchas fuentes mas, dicen que México es uno de los 10 países mas inseguros del mundo.

Yo vivía en Uruguay, a mis padres les ofrecieron trabajo en el DF hace 3 años y por ende nos venimos a vivir acá,  en este transcurso de tiempo nos han pasado cosas feas, escribiré algunas experiencias que eh tenido en el D.F.

Para empezar cuando llegamos a México mis padres temían un poco por la delincuencia, pero después de que me asaltaron por primera vez, esa temerosidad aumento y ha ido aumentando cada vez mas; La primera vez que me sucedió fue un sábado, lo recuerdo perfectamente, yo salí con una amiga de la escuela, me invito al cine a ver una película de Disney, fuimos a un centro comercial, después de eso tomamos un camión que nos dejaba muy cerca de mi casa, ella decidió llevarme porque sabia que no conocía la ciudad, al bajarnos del camión teníamos que cruzar un parque, al cruzarlo, a mi amiga se le hizo que era demasiado temprano aun por lo que me dijo que nos acostáramos en el pasto, el día era soleado y bonito, a lo que accedí a fin de cuentas ya estábamos a la vuelta de mi casa.

Nos acostamos, platicamos sobre la película que habíamos visto, me conto algunas cosas de sus papas etc., a un lado de nosotras habían unas rampas donde los patinadores van a practicar ya sea con su patineta, patines o bicicleta, estaba muy solitario el parque y las rampas, mi amiga me dijo que no pasaba nada, total era solo un parque, si había gente a lo lejos, pero a nuestro lado no, ninguna de las dos estábamos preocupadas o pensando en que nos podría pasar algo, cuando de repente, quien sabe de donde, salió un tipejo con una navaja, y nos dijo con una voz muy grave… -denme todo lo que traigan, yo me quede con la boca abierta, ni siquiera puede mover mi brazo para darle mi celular; por lo que el hombre me lo arrebato o huzgo entre mi bolsita que llevaba, mi amiga muy rápido reaccionó y le dio su celular, su mp3, su cámara fotográfica y su cartera, a ella si que le quitaron todo, hasta una bolsa que se había comprado en la plaza, el asaltante le quitó la envoltura y los plásticos que traía y se la llevó, el tipo se fue corriendo por la parte de atrás, mi amiga gritó que nos acababan de asaltar pero no había nadie cerca que nos pudiera ayudar y creo que fue lo mejor.

Mi amiga me dijo que si estaba bien, las dos empezamos a llorar como niñas pequeñas, nos dio bastante miedo, ella me dijo también era su primer asalto, nos fuimos caminando a mi casa, al llegar, nos abrió mi mamá y nos tranquilizo, la verdad no hicimos nada al respecto. Mi madre nos dijo que ya no lleváramos cosas de valor al salir solas y que lo bueno es que no nos hicieron nada, aun así el susto nadie nos lo quitó. Después de eso mis papas tuvieron que comprarme otro celular, el cual me quitaron dos meses después igual en un asalto del camión.

Ahora vivo con miedo siempre que salgo sola, pero no es como que pueda andar por la vida sin un celular. A eso nos tenemos que arriesgar.