Dr House vs Greys Anatomy

Unos compañeros y yo decidimos reunirnos para revisar empresas que se encargan de la renta de oficinas virtuales, pues estábamos interesados en adquirir alguna para mejorar la imagen de la compañía que estábamos iniciando. De pronto todo tomó un rumbo inesperado, de estar pensando dónde establecer nuestra organización pasamos a debatir cuál serie es la mejor, si Dr. House o Greys Anatomy.

Yo soy un fiel seguidor de la producción protagonizada por Hugh Laurie, pero también he visto muchos episodios de su oponente. Conocí primero la de House MD, y desde el primer capítulo me atrapó con el personaje de Greg, extraordinariamente interpretado por el actor y músico británico. Está extraordinariamente detallado, con un cuidado espectacular en su personalidad y la vestimenta.

Los que te atrapa de Dr. House son las historias y los casos médicos a los que se enfrenta una mente brillante como lo es la de Gregory, quien al mismo tiempo debe enfrentarse a su propia personalidad, pues él sólo quiere conoce el porqué de las cosas, el salvar vidas es una consecuencia de ello, por lo que no le da el peso suficiente a esos logros. Su capacidad para hacerla de Sherlock Holmes, analizar a sus compañeros y los pacientes, simplemente te deja boquiabierto. Muchos que han tenido el privilegio de engancharse con esta serie podrán coincidir en que les hubiera gustado estudiar medicina.

Por su parte, Greys Anatomy tiene un lado más sentimental. Su historia se enfoca mucho en las relaciones entre doctores, aunque también en gran medida en las cirugías, pero lo principal es lo que le sucede en el plano sentimental a sus personajes. Esta serie logró obtener un gancho que funciona a la perfección: las tragedias. Cada final de temporada sucede algo malo, en el que uno de los doctores favoritos sufre un accidente, muere, se separan, etc. Esto llena de sentimientos a los espectadores cautivos, provocándoles el llanto y que quieran saber qué es lo que sigue. Considero que es un golpe bajo, pues utilizan gas lacrimógeno para amarrar a sus seguidores.

Si bien Dr. House no está exento del drama, no es su arma principal. Ésta es, y lo reitero, el gran trabajo que realizaron en la creación del diagnosta. Su filosofía es tan compleja de analizar, pero si quieren hacerlo les recomiendo un libro que se llama tal cual ‘La filosofía de House’ y donde abarcan todos los puntos en los que se basa el modo de vivir y actual de médico. Los ayudará a entender mejor el porqué de sus decisiones si es que no las captaron dentro del capítulo.

Entonces, ¿cuál es mejor? Depende de tu personalidad. Si eres fan de los melodramas de doctores, Greys es la opción perfecta para ti, podrías no soltar el pañuelo de tanta lágrima que brotará de tus lagrimales. Si te gustan los acertijos y una comedia más, llamémosle excéntrica, Dr. House es lo tuyo.

Antes de terminar quiero hacer un reconocimiento especial al doblaje. Ambos están hechos de gran manera que en Latinoamérica prefieren verlo doblado que en el idioma original.